BOGOTÁ  – APRUEBA UN PROYECTO PARA PROHIBIR LA MUERTE DEL TORO EN LA PLAZA

El Concejo de Bogotá ha aprobado este martes un proyecto que pretende acabar con las corridas de toros en la capital colombiana. Debido a que el Cabildo Distrital no tiene facultades para prohibir las corridas, la intención es que desaparezcan mediante duros decretos que conviertan esta Fiesta en inviable.

La iniciativa, aprobada con 32 votos a favor, prohibe la muerte de los astados en la plaza, y también elimina el uso de elementos como la espada, la puya y las banderillas. Además, reduce a la mitad las fechas de la temporada anual que tiene lugar entre febrero y marzo, es decir, ya no tendrá ocho tardes sino cuatro.

Este proyecto establece que las corridas deberán ser financiadas en su totalidad por los organizadores de las mismas. Además, la tarifa tributable para estos eventos fue modificada y pasará del 10 al 20%.

También se establece que la publicidad de las corridas de toros deberá contar con un 30% de anuncios que destaquen el sufrimiento animal, de forma similar a la que se aplica en los paquetes de tabaco. Estos anuncios deberán estar dentro y fuera de la plaza de toros. Finalmente, se usará una parte de los recursos recaudados por la celebración de la feria taurina para fortalecer al Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.

El proyecto, que lidera la concejal Andrea Padilla, se aprobó en segundo debate y ahora pasará a sanción para que la alcadesa Claudia López tome la última decisión y se convierta en un acuerdo para la ciudad y tome vigencia de inmediato. Todo apunta a que este último paso se llevará a cabo a la mayor brevedad posible, pues la alcaldesa es una antitaurina activa y se ha mostrado siempre muy beligerante con la tauromaquia. Ella mismo ha estado trabajando en esta reglamentación que hace imposible la celebración de festejos taurinos en la ciudad, lo que demuestra su cinismo y el ataque desde las instituciones a un espectáculo legal, pacífico y reconocido culturalmente.

ESTOCADA A LA FIESTA

La Corte Constitucional de Colombia, al pronunciarse sobre la continuidad de las corridas de toros en Bogotá, vetadas en 2012 por el entonces alcalde Gustavo Petro, emitió en 2017 un fallo en el que estableció que se debían respetar en los municipios donde esa práctica tuviera un arraigo cultural.

A pesar de todo ello, la corriente antitaurina en Colombia está siendo reforzada con el apoyo de las autoridades. El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, ya ratificó que en sus cuatro años de gobierno los toros no tendrán cabida en el coso de La Macarena. En ese mismo sentido se han pronunciado la alcaldesa de Bogotá, que ahora tiene en sus manos la aprobación de esta dura medida para los toros en su ciudad, y el mandatario de Cali, Jorge Iván Ospina. Las plazas de Bogotá, Cali y Manizales son de las pocas que se mantienen en actividad en Colombia.

 

Por: Redacción APLAUSOS