Corrida de no muchas alegrías en Manizales

Finalizó el seriado de pre feria en la ciudad de Manizales, “Toros y Ciudad”, con un lleno hasta las banderas. Es admirable la afición de esta bella ciudad, que cultiva uno de los grupos más grandes de jovenes taurinos.

Se lidió un encierro de la ganadería de Ernesto Gutierrez, de buena y pareja presentación, sin embargo el juego fue en terminos generales complejo de entender y de dominar. Incluso a algunos con intención de herir.

El primer alternante de la tarde era el vallecaucano Cristian Restrepo, quien tuvo una presentación decorosa ante un toro que peleó en el caballo pero que en los trastos empezó a tardear y a pegarse al cuerpo. La faena fue de muletazos a media altura, con continuidad de tres pases como máximo y de allí debía nuevamente colocarse. El diestro le dio los tiempos necesarios para recuperarse, pero faltó más emoción y autoridad para lograr un triunfo. Palmas.

Curro Martín ha sido en los últimos años, uno de los defensores más fuertes de nuestra fiesta brava, y ese amor por los toros lo demuestra también al torear; pero este no fue su día, ante un toro que no era fácil, tenía una embestida incierta e incluso con peligrosidad… esto hizo que Curro se sintiera desconfiando, se le veía incomodo en el ruedo, perdiendo pasos para evitar ser cogido. Tres cuartos de espada perpendicular en lo alto, un pelín trasera; y después una estocada completa y de buena colocación.Palmas.

Más entrega y voluntad no se pueden tener, el torero Moreno Muñoz, no le importó que el toro protestaba en su muleta y quiso tapar esos detalles negativos para lograr sacar lo bueno del ejemplar que acudía con rapidez y atención pero era muy bronco, ya en banderillas había atropellado a Anthony Dycson; y ahora en medio de una tanda de naturales por las dos manos, se llevó por delante a Moreno golpeándolo muy fuerte, tanto que pasó a la enfermería donde se descartó cornada y luego muy mal trecho salió a finalizar la faena. El público pedía un indulto que no era nada posible ante los defectos del toro. Con la espada falló en varias ocasiones. Finalmente un bajonazo que lo mató. Tras eso se desvaneció y volvió a la enfermería. Palmas.

David Martínez tuvo un gran inicio con las banderillas y luego de hinojos con la muleta una tanda de derechazos. La faena fue limpia más en el principio que en el final, pero fue ordenada y ligada a la lidia. El toro bajaba la cabeza, transmitía pero infortunadamente buscó tablas y hasta allá fue Martínez para llevarlo a las líneas concéntricas y seguir toreándolo en redondo. Estocada un pelín desprendida pero de volapie y fulminante. Oreja

A Roció Morelli le tocó un toro que no le permitía más dos o tres pases, ella en su afán de conquistar el público trataba de dar tandas más largas pero luego entendió que debía dar dos pases y darle espacio para que no se pegara al cuerpo el toro . La gente conectó muy fácil con ella … y la verdad es muy agradable ver en el ruedo a una mujer;  lastimosamente no fue muy completa la faena, se pasó de término y se le complicó un poco el último tercio. Dos pinchazos por error de perfil, estocada completa.Vuelta al ruedo tras aviso.

Guillermo Valencia quizás pechó con lo peor del encierro, un manso, soso, desatento que no quiso acudir largo en la muleta de Valencia. Una faena efímera porque no había agua en el pozo para beber. La faena fue más de respeto por la afición, la plaza y su profesión; era el toro que nadie quiere que le salga. Dos estocadas e intentos de descabello. Silencio tras tres avisos.

La premiación del seriado fue:

Juan Sebastian Hernández : novillero triunfador
Galopero de Armerías : Toro triunfador
Mejor encierro Armerías: Mejor encierro
Mejor Estocada: David Martínez
Matador triunfador : David Martínez