DELICADA SITUACIÓN DE LOS REGIDORES DE LA MUNICIPALIDAD DE LIMA

Hace unos meses los diputados franceses dieron una lección al mundo de cómo se debe legislar imparcialmente sobre temas que de un tiempo se han convertido en una obsesión enfermiza para grupos radicales. Pretendían prohibir las corridas de toros o por lo menos la presencia de menores en las plazas de toros francesas.

Tres enmiendas antitaurinas que pretendían prohibir las corridas de toros o al menos la presencia de menores en las plazas fueron rechazadas por la asamblea nacional francesa. La fiesta sale reforzada gracias a esta victoria importante de las ciudades taurinas (que se encuentran al sur de Francia) y del observatorio que actuaron  como siempre con mucha discreción desde finales del mes de agosto para reunir los apoyos necesarios.

Las asociaciones de profesionales y aficionados taurinos saludaron el compromiso del gobierno francés que les apoyó con firmeza y agradecieron a los muchos diputados que resistieron a la presión animalista sin ceder a las amenazas vertidas en las redes sociales.

En un momento muy complicado, tanto por la crisis del COVID 19 como por el empuje populista y totalitario del animalismo, este rechazo fue acogido con mucha satisfacción más allá de las regiones taurinas puesto que significa la victoria del humanismo sobre el anti taurinismo y la ecología radical.

Como contamos hace un tiempo, por el contrario en Lima un grupo de 35 regidores de la Municipalidad de Lima encabezados por el regidor del partido Podemos, Carlo Ángeles, contraviniendo la ley formularon una “declaración política” para “recomendar” a los Directores de la Beneficencia Pública de Lima que no se alquilaran inmuebles de esa entidad para actividades donde hubiera utilización de animales a sabiendas que la Plaza de Toros de Acho pertenece a la Beneficencia y fue cedida para que en ella se organizaran corridas de toros para ayudaran a la beneficencia obtener los recursos necesarios para sus actividades en bien de los más necesitados. La diferencia en el actuar es clara entre políticos de un país culto de primer mundo y los que tenemos en el nuestro.

Los taurinos hicieron de conocimiento de los regidores que habrían consecuencias si llevaban adelante la declaratoria por ir contra la ley y normas que deben cumplir pero no quisieron escuchar. De ésta manera profesionales que ven afectado su trabajo a futuro presentaron ante el JNE la vacancia de los regidores que firmaron la “declaración política” la cual fue vista en sesión extraordinaria de Consejo Metropolitano el jueves 4 de enero. Como es lógico todos los regidores votaron en contra de la vacancia. Ahora toca apelar la decisión del Consejo ante el JNE y tendrán que dar explicaciones en el mismo JNE donde seguramente intentarán victimizarse o buscar alguna forma de salvación que se ve muy complicada. Al final será el JNE quien decida la vacancia.

Por otro lado también se ha hecho apertura de la investigación penal para cada uno de regidores que firmaron la declaración y se incluye además al Alcalde y al Presidente de la Beneficencia. Los regidores vienen brindando declaraciones por haberse tomado atribuciones que no les corresponden infringiendo claramente la ley. Los delitos son graves y podría llevarlos a prisión. La desastrosa gestión del alcalde Muñoz terminará peor de lo que muchos imaginamos.

Por: Fernando Salgado Bambarén
www.laabeja.pe