FELIZ DÍA AMADA PLAZA DE TOROS DE ACHO

El día de hoy, sábado 30 de enero, nuestra más que sesquibicentenaria Plaza de Toros de Acho cumple 255 años desde la primera vez que abrió sus puertas para realizar la primera corrida de toros que se celebró el «Jueves de Compadres», teniendo aún pendiente el permiso y autorización del Rey de España Carlos II, en la tarde del 30 de enero de 1766, con asistencia del propio virrey Antonio Manuel Amat y Juniet. Acho es desde entonces uno de los monumentos más valiosos e imponentes de la ciudad de Lima.

Esta monumental pieza arquitectónica, conocida entonces con el nombre de Plaza Firme del Acho, un día como hoy dio inicio a su rico historial. El día de su inauguración hubo un vistoso encierro del ganado por la mañana y por la tarde se lidiaron 16 reses para los diestros de a pie y a caballo. Los integrantes del cartel inaugural fueron los toreros peruanos «Pizí», «Maestro de España» y «Gallipavo». El nombre del primer toro que se lidió y mató a estoque fue «El Albañil Blanco», con divisa caña y rosado, de la hacienda Gómez, ubicada en Cañete (Lima), propiedad de Agustín Hipólito de Landaburu.

De esta manera el viejo coso de abajo el puente se convirtió en la plaza más antigua de América y uno de los monumentos más importantes de la ciudad de Lima, por donde han pasado toros de las principales ganaderías y figuras del toreo mundial.

La plaza de toros de Acho es un monumento Histórico de la Nación y Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la Unesco.

Aunque sin ningún acto celebratorio programado que conmemore tu 255° aniversario, en medio de la pandemia y emergencia sanitaria, te deseo un ¡Feliz día mi bella y amada Plaza de toros de Acho! y que muy pronto vuelvas a abrir tus puertas para celebrar espectáculos taurinos.

Acho será siempre unaplaza de toros, para eso fue construida.

 

Por: Carlos Castillo Alejos.