MARCHA POR EL TRABAJO Y LA LIBERTAD SE PIDE QUE SE RESTABLEZCA LA FERIA TAURINA EN QUITO

La marcha fue organizada por la Unión Nacional de Espectáculos Tradicionales del Ecuador (Únete) este 3 de diciembre del 2018, la cual reúne a 120 organizaciones sociales de Ecuador. Los manifestantes pidieron durante la caminata que se retomen las actividades taurinas en la capital como parte del derecho al trabajo.

La ‘Marcha por el Trabajo y la Libertad’ se desarrolló la mañana de este lunes 3 de diciembre del 2018 en Quito. Comenzó en el parque de El Arbolito y se dirigió hacia el Palacio de Carondelet en el Centro Histórico. Allí, unos 6 000 manifestantes tenían previsto presentar un pedido para que se restablezca la fiesta taurina y favorecer al menos a 60 000 familias que han perdido sus trabajos relacionados con esa actividad. La marcha fue organizada por la Unión Nacional de Espectáculos Tradicionales del Ecuador (Únete), la cual reúne a 120 organizaciones sociales del país. Los manifestantes pidieron durante la caminata que se retomen las actividades taurinas en la capital como parte del derecho al trabajo. En esta participaron trabajadores, pequeños y medianos empresarios, toreros, ganaderos, agricultores, artesanos, comerciantes, transportistas, hoteleros, chagras, galleros y propietarios de restaurantes.

Según los organizadores, en la actualidad suman más de 80 sectores de la economía nacional vinculados a los espectáculos tradicionales y al turismo, quienes “exponen sus argumentos legales, sociales y económicos para lograr la reconstitución de estas importantes actividades laborales”. En la manifestación participó Diego Vivero, presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha. Dijo que los comercios se han afectado por la falta de las fiestas taurinas. Además, se refirió a los grupos antitaurinos que están en su derecho de manifestarse en contra de esa actividad. “Es una minoría con los derechos que nosotros también tenemos y también obligaciones que no las han asumido”. Consideró que la obligación de los grupos anti taurinos es ayudar a buscar una nueva fiesta, un nuevo evento para celebrar a la ciudad. “Nos ha hecho perder identidad. Les invitamos a buscar soluciones”.

La manifestación partió desde el parque de El Arbolito hasta llegar a la Plaza Grande este 3 de diciembre del 2018. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO El matador de toros Martín Campuzano indicó que el objetivo es el trabajo y las libertades. “Quiero que los toros vuelvan a Quito”, señaló. Para el empresario Jorge Morillo es primordial defender las tradiciones porque el turismo bajó totalmente. Recuerda que, hace siete años, las Fiestas de Quito gozaban de una alta afluencia de gente. “Los hoteles tenían un 90% de ocupación, los restaurantes llenos. Ahora no es así, no son como antes”. Los manifestantes se refirieron a una encuesta de la firma Focus Doble Click, la cual confirma que el 55,8% de los quiteños está de acuerdo con que se restablezca la Feria de Quito.

La razón: esta significa la base de las fiestas y genera empleo para la gente. En la investigación se indicó además que, según el 64,9% de entrevistados, las fiestas “se han apagado” desde la prohibición de ese tipo de espectáculos. El 65,3% indicó que hay menos turistas y el 63,3% que hay menos movimiento económico. La manifestación tuvo la participación de miles de personas, quienes confirmaron una larga hilera de hasta cinco cuadras. Partió desde el parque de El Arbolito hasta llegar a la Plaza Grande. La Unidad de Equitación y Remonta (UER) prestó seguridad durante la marcha. El tráfico vehicular fue pesado en el centro de la urbe, principalmente en las inmediaciones de El Arbolito y la avenida 10 de Agosto. Al mediodía se habilitó la circulación vehicular en la avenida 6 de Diciembre y Tarqui.

 

ElComercio.com
Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO