OSCAR QUIÑONEZ ABRE LA PUERTA GRANDE DEL COSO DEL RIMAC

Domingo 20 de Octubre. Acho abre sus puertas con una novillada a beneficio de los niños del Rímac, imponente luce la plaza más antigua de América, 3.30 de la tarde suenas los clarines y se da inicio el paseíllo con los novilleros Pablo Páez, Óscar Quiñonez y Cristián Antar.

Foto: Gonzalo Yanallalli

El primero de la tarde Soñador con 378 kilos en la balanza, Colorado, de la ganadería «Bejarano» para Pablo Páez. Que recibe en el tercio con una larga cambiada, soñador es complicado, en el lance de capote embiste de mala manera, cabeceando a los lados, corto de viaje, sin transmisión, en el caballo apenas fue señalado sin meter los riñones, escupe la vara, Páez lidia pisándole el terreno al novillo, una faena de intenciones y valor a un novillo complicado mata con una estocada caída. Leves palmas

Segundo novillo Sultán de la ganadería de G. Manrique, Colorado de capa con 379 kilos para Óscar Quiñones que lo recibe con dos largas cambiadas de gran exposición dada la seriedad de los pitones del novillo, continuando con una tanda de verónicas que hacen sonar los primeros oles, en la pica el varilarguero Cristian Cahuántico deja un puyazo. Quita por chicuelinas rematadas con mucho gusto torero. Brinda al público en inicia su faena muleteril en el Tendido 7 llevando a Sultán a los medios para darle tres series de derechazos muy hondos, la faena fue perdiendo intensidad hasta que inicio una serie por naturales que casi le cuestan una cornada que solo quedo en susto. Oscar vuelve a tomar su muleta para extraer los últimos derechazos y manoletinas acompañado de los oles; estocada entera de matar o vivir que finalmente queda caída. Oreja.

Tercer novillo de nombre Picaflor de la ganadería San Pablo con 386 kilos, Negro listón de capa para el mexicano Cristian Antar, complicado, suelto, sin fijeza, no permitió lucimiento con el capote; brinda la faena a la afición limeña pero el novillo no termina de humillar y tampoco tiene una embestida franca anulando cualquier opción de lucimiento por más que Antar intenta por ambos pitones. Estocada entera en todo lo alto y silencio.

Cuarto novillo de la tarde «Guerrero»  de la ganadería B.Barrios con 407 kilo, negro chorreado de bonita estampa un poco suelto en los primeros compases de verónicas, pero fue el novillo que  dio más pelea en el caballo,  en el segundo tercio   Denis Castillo deja los pares de banderillas bien colocadas en lo alto, Inicia la faena de muleta que va de menos a más, siendo dos series de derechazos rematadas por el de pecho que le hacen acreedor de los compases del pasodoble; cambia la faena por naturales sin lograr el lucimiento esperado por lo que vuelve a los derechazos para luego extraer tres circulares invertidos muy templados. Las manoletinas y el desplante en la cara del astado mata de estocada entera en todo lo alto un ligeramente tendida que es suficiente para que el novillo doble. Oreja

Quinto novillo “Patriarca” de la ganadería Hnos. Aguilar Bravo, con 373 kilos, castaño de capa que toca en turno al peruano Óscar Quiñonez, que es recibido a Porta gayola, siendo atropellado al no dejar claro el engaño, ya de pie sin consecuencias instrumenta dos medias verónicas a pies juntos, tres verónicas, galleo con el capote a la espalda y variados lances con un desplante en los medios para rematar el saludo capotero. Brinda el astado a los ganaderos e inicia la faena con una pierna genuflexa logrando pases muy hondos y templados, seguidos de dos series de derechazos rematados por alto hacen sonar los acordes de la banda, Óscar va por todo, toreando en corto y sin perderle el paso con un novillo que se «cuela» a mitad del muletazo propiciando la voltereta del joven y ambicioso novillero. Se repone del golpe Óscar para ejecutar pases de pecho y chicuelinas de rodillas, previos al estoque entero delantero que pasaportaron y desorejaron a Patriarca que cumplió con el dicho «no hay quinto malo», Dos Orejas

Sexto novillo de la tarde Montonero de la ganadería de Toto Chirinos con 411 kilos, castaño de capa que toca a Cristian Antar, es recibido por una larga cambiada, seguida de medias verónicas y chicuelinas al paso para llevar al picador, quite por gaoneras para el gusto del aficionado. Brinda la faena al empresario Pablo Moreno. Inicia su labor con pases por alto a pies juntos de buen empaque, le siguen los derechazos más largos y templados de la tarde en dos series, intenta torear por naturales y es prendido en la pierna derecha, por lo que regresa a torear por derechazos de gran calidad con un novillo que se viene a menos que provocó dos volteretas al espada  antes de dejar una estocada casi entera trasera pese a que novillo no se fijó e igualo quedando el resultado en vuelta al ruedo.

Resumen

Media plaza de aficionados registra en el aforo el coso mas antiguo de América, se lidian novillos de distintas ganaderías, desiguales de presentación y juego, siendo el mejor de la tarde el corrido en 5 lugar, ninguno fue fácil, cada novillo con sus complicaciones que tuvieron en frente a tres s jóvenes que dieron todo.

  • Pablo Paez, de grana y oro, palmas y oreja
  • Óscar Quiñonez, de verde olivo, oreja y dos orejas
  • Cristian Antar, de azul marino, silencio y vuelta al ruedo
Por : Víctor Cruzado.
Fotos : William Canales