PACO RAMOS Y RAMSES POR LA PUERTA GRANDE EN LA SEGUNDA DE QUEROCOTILLO

Querocotillo, Cutervo (Perú).  Lunes, 16 de setiembre del 2019. Segunda tarde taurina en honor al santo patrón San Juan Bautista. Partieron plaza los matadores Paco Ramos (España), Ramsés Ruiz (Colombia), Carlos Ramírez Morenito de Canta (Perú) y el novillero peruano Rivera del Pilar; ante un encierro de cuatro astados de Santa Rosa, bien presentados, complicado y desarrollando sentido el primero; buscando querencia el segundo; con teclas por tocar, bravo, con fondo y transmisión el tercero. El cuarto manso solemne.

Rivera del Pilar, de rioja y oro, abrió plaza esta vez ante el astado de Santa Rosa salido por delante. Negro, meano bragado, enmorillado, cómodo de cara, complicado. Los banderilleros sin cuartear pasan las de Caín. En muleta, le permitió apenas una serie buena por derecha cuando se puso más firme el novillero adelantando la pierna y cruzándose. En una, pierde piernas y trastabilla quedando a merced. Vuelve a intentarlo, pero el morito hace por él golpeándole en el rostro. De allí en adelante está más pendiente del torero que de ir al engaño. Entra a matar cambiando los terrenos, pinchazo corto, y descabellos.

Ramsés, de grana y oro, justificó plenamente su presencia. Torero con plaza y técnico, recibió al segundo fijándolo a por verónicas. Fue su oponente uno que buscó tempranamente el abrigo de la querencia. Con oficio el diestro bogotano le dio su terreno y allí le instrumentó series muy suaves donde respondió mejor el toro y se dejó torear. Para el final molinetes y toreo para el tendido dejándose gustar. Lo que no tenía el toro lo puso el torero, por encima de su oponente aguantando parones y estando muy firme. Dos orejas concedidas tras estocada entera.

Paco Ramos, de lila y azabache, es torero cuajado para sortear las complicaciones que le presentan los toros. El tercero, más hecho de todos, grande y basto, tuvo sus teclas para tocar, mostró condición de bravura, fondo y motor. Con trasmisión pese a lo reticente para entregarse del todo de principio, se vencía por el derecho, complicaba y quedaba cortito a ratos, fue importante en el buen hacer del diestro castellonense que apelando a todo su conocimiento de la idiosincrasia del público conectó con aquel. Pinchazo y estocada entera. Dos orejas justificadas. El mayoral saliendo del burladero pidió el indulto para la res sin que prosperara la petición.

Carlos Ramírez, Morenito de Canta, de fucsia y oro, no tuvo mayores opciones ante el manso de solemnidad salido último. Escarbón y reculado todo el tiempo en las tablas, hizo ascos al montado, no mostró visos de dar pelea. En suma, nada qué hacer con èl. Malo. Aliñò el Morenito y a otra cosa.

Resumen

Plaza de toros de Querocotillo, Segunda de la feria San Juan Bautista Lleno total en las graderías de la plaza.

encierro de cuatro astados de Santa Rosa, bien presentados, complicado y desarrollando sentido el primero; buscando querencia el segundo; con teclas por tocar, bravo, con fondo y transmisión el tercero. El cuarto manso solemne, el mayoral de la ganadería solicitó el indulto para el tercero, denegado.

Voltereta sin consecuencias del novillero Rivera del Pilar.

 

  • Rivera del Pilar, silencio.
  • Ramsés, dos orejas.
  • Paco Ramos, dos orejas.
  • Carlos Ramírez, sin opciones.