Tauromaquia Portuguesa Cuna Del Rejoneo.

Todo ser viviente, todo ser naciente ,nacido de la nada comienza a caminar por el sendero de la vida ,primeros pasos andados del caminante ,aumentando extraordinariamente esas raíces taurinas con una esencia estelar de un pasado aun no muy lejano que percibe su aroma de presencia en el ambiente, la percepción del pensamiento de grandes culturas a través de figuras de fina arena nos transporta a la filosofía melódica de la cuna del rejoneo portugués.

El lenguaje mas representado por medios culturales transporta la notación de las palabras escritas signo sencillamente de un único idioma hablado ,tauromaquia viva,fuente de inspiración y oración de transmisión gramatical de literarios, poetas y dramaturgos arbitrarios de acciones de distinción.

Hoy la analogía de los principales sentidos me transporta a pies de los pilares dimensionales del arte arquitectónico de la península ibérica de la Monumental plaza de Campo Pequeno en Lisboa,Portugal, deslumbrante se percibe las tonalidades terracotas de sus abstractos ladrillos recordando a imponentes obras Neo árabes ,Califates y Nazaríes de finales del siglo XIX dejándome entrever una conexión con ella ante su majestuosidad cultura de origen.

Adentrándonos por salas capitulares históricas del Museo de Campo Pequeno enaltece esos primeros pasos por momentos ,cultura,arte y un pasado renacido adquieren la belleza incalculable a través de acristaladas vitrinas ,fotografías que prevalecen fijas por siglos y décadas en nuestras retinas ,esculturas que con solo ese gesto hablan por si mismas ,carteles expuestos que hacen girar al minutero del tiempo, hasta el mas bohemios de los presentes albergan un sentimiento de emoción al recordar tan lustrosos momentos vividos en la cuna del rejoneó.

Un interesante documento histórico hace que me detenga a observarle y pare por unos minutos esta visita por Campo Pequeno ,la habilidad del rejoneo ,de esos caballos habilidosos pura raza Española y Lusitana, son elegidos para desempeñar ese importante papel que llevan desempeñando desde comienzos del siglo XX,la fuerza excepcional de forcados que a cuerpo descubierto son capaces de tutearse con el bravo astado ,pero sobre todo llama mi especial esa histórica primera corrida celebrada el 6 de Julio de 1603 para celebrar los esponsales del Rey Teodosio II De Braganza y Doña Ana De Velasco.

La influencia simbólica excepcional de la internacionalidad que posee la tauromaquia nos llega de todos los rincones haciendo especial mención a la cuna del rejoneó ,caballos atléticos, flexibles, ágiles, domados y preparados metódicamente que emocionan aquellos que la observan ,desarrollan en la fina arena del albero ,ejercicios que sorprenden al público entregándose jinete y caballo.

Desde el punto de vida se puede considerar al caballero rejoneador portugués como un hombre elegante, con clase y distinción en la tauromaquia ,habilidoso e inteligente ,muestra señoriales movimientos vistiendo terciopelos y sedas,escudos, anagramas o armas ,son plasmadas en finos bordados en oro,plata o azabache, preseleccionan esa casaca a la Federica tan distinguida.

La noción del tiempo dirige de nuevo mi mirada al punto de partida conduciendo a la vez intereses por saber un poco mas de esa riqueza cultural de la tauromaquia portuguesa, cuna del rejoneo y la grandeza personal que su nombre conlleva,me adentro especial recelo en su fina arena entre las tablas de su albero,extraña sensación es la que despierta y se siente al cerrar por una milésima de segundo los ojos,el silencio entona tardes para el recuerdo ,hombres excepcionalmente lustrosos torearon en ella ,Joaquín Bastinha,Joao Moura o Luis Rouxinol me hacen volar a escuchar palmas y oles del ayer.

Ligeros sonidos armoniosos melódicos conectan de nuevo el ayer y mi presente,entonan esa melodía donde anuncian el fin de esta nueva visita por la tauromaquia portuguesa ,no es un adiós, sino un hasta pronto, volveré.

Obrigado Campo Pequeno.

Luz Maria Ruano De Dios.
Cronista Taurina.