EN QUERÉTARO MEXICO, ROCA REY SALE EN HOMBROS; LUIS DAVID ADAME CORNEADO

EN QUERÉTARO MEXICO, ROCA REY SALE EN HOMBROS; LUIS DAVID ADAME CORNEADO

Ayer 18 de Noviembre con un poco menos de media plaza, se llevó a cabo el festejo que daba por terminada la jornada taurina, en la plaza Santa María de Querétaro. Se lidiaron toros de la ganadería de Montecristo, muy justos de presentación y de juego desigual, sobresaliendo por su calidad el que salió en segundo lugar, que recibió los honores del arrastre lento.

El rejoneador Giovanni Aloi: Abucheos

  •  Octavio García El Payo: Palmas, silencio y abucheos tras aviso
  •  Andrés Roca Rey: Dos orejas, oreja y palmas tras aviso
  •  Luis David Adame: Cornada

Detalles:

Antes de terminar el paseíllo se realizó un minuto de aplausos en memoria de Miguel Espinosa Armillita.

Luis David Adame, en el primero de su lote, tras pegar un pase de pecho, recibió una voltereta muy aparatosa y una cornada grande en el escroto, que desgarra la piel en 10 centímetros y descubre por completo los testículos y lesiona capa albúmina; este domingo será trasladado a la Ciudad de México.

Abrió plaza el rejoneador Giovanni Aloi, de quien no hay mucho que contar, aseado en su trasteo sin transmitir al tendido, sin llevar toreado al astado que tenía mucha voluntad para embestir. Actuaron los forcados Queretanos, logrando una buena pega al segundo intento. Giovanni despacho a su enemigo de pinchazo y estocada para retirarse entre abucheos.

Octavio García El Payo, nos regaló un ramillete de verónicas de mano baja, templadas, con buen ritmo y acompañándolas con la cintura. Parecía que la faena grande estaba por llegar, pero con la muleta el toro se fue apagando hasta que se quedó parado y solo quedaron detalles de buen toreo. Lo mató de estocada entera, para retirarse entre palmas.

Despacho al tercero de la tarde que hirió a Luis David Adame, sin buscar ningún lucimiento, se puso pesado con la espada, para recibir silencio.

Se corrió el turno y el Payo, mato el quinto de lidia ordinaria, de nuevo lucio en verónicas templadas, el toro mostró calidad en la embestida, metiendo la cara con temple. Con la muleta, toreo por derechazos muy largos, templados, sentado en los riñones y abandonándose, logrando gran proyección en los tendidos. De nueva cuenta la espada le jugó una mala pasada y después de varios golpes de descabello y un aviso, logro matarlo.

Gran faena la que ejecuto Roca Rey con el primero de su lote, un toro de gran calidad, inició con una serie de lances a la verónica muy templadas y de manos muy bajas, rematándola con una media de pintura en los medios del ruedo. Realizó un quite por gaoneras muy ajustadas, pasándose las extraordinarias embestidas muy cerquita. Plantado en los medios del ruedo empezó su faena de muleta con pases por alto, sin moverse un milímetro y a partir de ese momento comenzó el recital de buen torear, derechazos y naturales largos y templados, llama la atención como descuelga los brazos para torear por bajo. Cada tanda la remató con detalles vistosos. Termino su trasteo con unas manoletinas muy ajustadas para matarlo de una estocada entera en todo lo alto y cortar una oreja, el toro por su calidad mereció el premio del arrastre lento.

Con el segundo de su lote, de igual manera, toreo muy templado por naturales y derechazos, logrando muletazos en redondo de mano muy baja, ejecutando cambiados por la espalda y trincherazos. De nueva cuenta lo mato de una estocada entera en buen sitio, para cortar una oreja.

Muy voluntarioso y entregado estuvo con el que cerró plaza, metido entre los pitones logró sacarle muletazos de buena factura, el toro soso saliendo con la cara arriba y con poca transmisión. Lo mato de pinchazos y varios golpes de descabello para que le sonaran un aviso.

Encastado y sin dejarse ganar las palmas salió Luis David Adame, quien recibió al tercero de la tarde con una larga cambiada de rodillas, ya de pie toreo por verónicas un tanto atropelladas. Inició su faena de muleta con un pase cambiado ajustadísimo en los medios del ruedo, haciendo vibrar al respetable. Instrumento una tanda de naturales muy templados y largos, cuando de pronto al rematar con un pase de pecho, el toro hizo por él, pegándole una voltereta muy aparatosa cayendo de muy mala manera y dejándole cornada grande en el escroto.

Al final del festejo, se escucharon algunos comentarios de los presentes, diciendo que si se habían equivocado al echar los toros en la novillada del medio día y los novillos en la corrida.

Fuente: Toros en el mundo.