VOLTERETA Y OREJA PARA PACO UREÑA EN SAN ISIDRO.

Con casi lleno, hacen el paseíllo El Fandi, de sangre de toro y oro; Ureña, de blanco y oro, y López Simón, de canela y oro.

Primer toro

Sale Cardilisto, número 133, negro bragado, de 563 kilos. El Fandi hace las cosas muy bie al toro, co el oficio de los años. Quita por chicuelinas y Ureña lo hace por gaoneras. El toro blandea y la gente protesta, pero el usía lo aguanta en el ruedo. El Fandi clava con desigual fortuna en banderillas. La faena tiene que transcurrir a media altura por la falta de fuerzas de Cardilisto que se defiende y cabecea. No toma vuelo. Estocada corta muy defectuosa. Silencio.

Segundo toro

Paco Ureña despierta la mayor ovación de la tarde en el saludo a la verónica a Cuba II, número 151, negro meano, de 585 kilos. Lo pican muy trasero, El torero de Lorca brinda al público y lo cita desde los medios y el toro acude con buen son, con el pero de no andar sobrado de fortaleza. Por el izquierdo el toro es de bandera. Sensacional de pureza una serie, con uno de pecho desafiante y mirando al tendido. Crecidisimo Ureña, con la cintura rota a derechas. Cinco pinchazos y descabello. Aviso. Lástima la espada, que le hace perder el premio. Saludos. Ovación al toro.

Tercer toro

Pitinesco, número 148, negro listón, de 584 kilos. Se desmontera la cuadrilla de López Simón, que brinda al público. Regala embestidas con clase, aunque su justeza de fuerzas le hace tener un viaje rebrincado. Pero va y viene. Pincha la desigual labor.

Cuarto toro

Mariposino, número 89, negro, de 609 kilos, mansea con descaro desde la salida. Y hace una mansa pelea en varas, donde dobla las manos. Se luce en banderillas y clava con acierto. El toro es deslucidísimo. No se da coba Fandila. Mta de estocada tendida. Silencio. Pitos al toro. Sin suerte El Fandi con su lote.

Quinto toro

Malvarrosa, número 68, negro, de 547 kilos. Se luce a la verónica en los medios Ureña. No quiere caballo y recibe muchos capotazos, demasiados. El bizquito toro, nada sobrado, se mueve y repite, aunque no tiene calidad. El murciano plantea faena por ambos pitones y logra algunos naturales largos, con el pecho ofrecido, pero sin la intensidad de los del primero de su lote. Tampoco el toro es igual, aunque de momento se ha llevado los de mayores opciones. Busca la colocación a derechas, ya en las cercanías. Y Madrid le agradece su sinceridad delante del toro. Acaba por manoletinas y se tira a mtar hasta resultar prendido. Entierra un espadazo, con una fea voltereta. Tarda en doblar el toro. Madrid es ureñista. Blanca la plaza. ¡Oreja! Ovacionan al toro.

Sexto toro

Carasería, número 63, negro bragado, de 595 kilos. Más basto este animal, que se pega un volatín. Bien la cuadrilla en banderillas. Descastadito este toro, que va y viene, pero mira y se queda corto, aunque se deja. López Simón consigue alugnos muletazos destacados, dando el toque, pero la faena no termina de trepar en los tendidos. El toro no dice nada y los tendidos comienzan gritos a San Isidro Labrador, la tauromaquia y España. Mientras tanto, López Simón se mete entre los pitones, con disposición, pero poco hay que rascar ante la falta de raza de Carasería. Pinchazo, con susto incluido, y media tendida.

Fuente: ABC.es