Ponce, cornada de dos trayectorias y rotura del ligamento lateral interno y del cruzado

Ponce, cornada de dos trayectorias y rotura del ligamento lateral interno y del cruzado
El torero ingresa en la Casa de Salud, donde será sometido a más pruebas médicas
Lunes 18 de marzo de 2019, Enrique Ponce ha sido intervenido por espacio de cuarenta y cinco minutos de una “cornada en región proximal del muslo izquierdo, infraglútea, que interesa piel, tejido celular subcutáneo, fascia superficial, seccionando el glúteo mayor con una trayectoria ascendente de unos 12 cm. y otra descendente de unos 5 cm. Alcanza el isquion. Se practica Friedrich, lavado, sutura, drenaje y profilaxis antibiótica”. Además, según el parte facultativo, tras la exploración de la rodilla izquierda se diagnostica “rotura del ligamento lateral interno, rotura del ligamento cruzado y hemartros a tensión”. El pronóstico es «grave» y se inmoviliza a Ponce «con una ortesis estabilizadora de la rodilla en extensión», trasladándosele a la Casa de Salud «para estudio de imagen».

Ponce fue cogido por su segundo toro. En el momento de ligar un molinete invertido con un pase de pecho, fue alcanzado, sufriendo la cornada y la lesión ligamentosa. Al levantarse apenas podía apoyar la pierna. En el suelo y a merced del toro, sus banderilleros evitaron que el percance tuviera mayores consecuencias. Fue trasladado a la enfermería y Toñete tuvo que matar al toro.