ROCA REY ABRE LA PUERTA GRANDE DE LA MONUMENTAL

ROCA REY ABRE LA PUERTA GRANDE DE LA MONUMENTAL

 

El Serial Taurino San Marcos 2019, empieza a tomar buen rumbo, por lo acontecido en la Segunda Corrida, en el Día Principal de la Feria, en la cual el peruano Andrés Roca Rey, confirmó por qué es la figura actual del toreo en todo el orbe taurino, al lograr una vibrante y artística faena al emotivo toro “Aguascalentense” de Begoña, mismo que le cortó las dos orejas, premios que le dieron las llaves para salir en hombros de la Monumental, mientras que los restos del bravo astado merecieron como premio el arrastre lento. Por su parte Joselito Adame cuajó una faena de firmeza que fue reconocida con una merecida oreja, no corriendo con la misma suerte Diego Silveti con el lote menos potable de la dehesa guanajuatense. Con enorme ambiente y un lleno hasta las banderas y clima caluroso se jugó un encierro bien presentado de la ganadería de Begoña, de comportamiento desigual, destacando el tercero antes mencionado. Primero noble y fuerza medida; segundo, tardo y corto; tercero, con transmisión bravura y clase premiado con el arrastre lento; cuarto, orientado ofreciendo medias embestidas; quinto, volvía en las manos; y sexto, pronto se vino a menos terminando rajado.

JOSELITO ADAME (Salmón y Oro)

“Sanmarqueño”, fue el primero de su lote con el cual lanceó jugando los brazos a la verónica cerrando con torería. Tomando su turno en quites, Diego Silveti lanceó a la verónica a pies juntos de manera aceptable contestando Joselito con vistosas chicuelinas. Con muleta inició con pases estatuarios en un palmo de terreno continuando con series por el derecho con

pulso cuidando las alturas, siguiendo con naturales que tuvieron calado viniendo una faena de firmeza, entrega, actitud e inteligencia, ante un toro noble que al final desarrolló cierto sentido, estando a punto de ser prendido después de trazar un derechazo y no reponer terreno quedando todo en un achuchón. Continuó con esa entrega con tandas con pases en redondo por el derecho, sin faltar adornos como dosantinas y luquesinas. En la suerte suprema dejó una estocada que surtió efectos, para petición de oreja que acertadamente concedió el juez Ignacio Rivera Río.

El castaño “Feria Linda”, pocas opciones le brindó al no entregarse por completo a la muleta de Joselito quien hizo un trasteo por demás meritorio a un toro que ofreció medias embestidas al cual a base de apretarlo le robó pases por el derecho en redondo, terminando el burel con sosería y un tanto deslucido. Pinchazo y estocada honda retirándose entre palmas.

DIEGO SILVETI (Sangre de Toro y Oro)

Su primero fue “Agüitas” al que le hizo un estrujante y ajustado quite por gaoneras, iniciando por bajo su quehacer muleteril estando Silveti con actitud y voluntad con un toro tardo para embestir que desarrolló sentido, robándole meritorios pases, viéndose en todo momento Diego con sus ideas claras. En la suerte suprema dejó una estocada de efectos inmediatos siendo reconocido con calurosas palmas.

Las cosas no mejoraron con su segundo “Gallero” que presentó ciertas complicaciones, corto y que volvía en las manos, viéndose nuevamente Silveti con entrega y voluntad logrando pases sueltos que tuvieron mérito, concluyendo de estocada al primer viaje para palmas.

ANDRÉS ROCA REY (Tabaco y Oro)

Gran expectación había por ver al peruano en esta su primera comparecencia en el presente serial y vaya si respondió con creces al lograr una vibrante, y artística faena que cimbró la Monumental con el bravo “Aguascalentense”, número 166 con 498 kilos, al que una vez que abrevió con capa, muleta en mano con empaque y torería comenzó su gran faena, misma que fue de menos a más donde trazó primeras series por el derecho con pases en redondo llenos de tersura y largueza. Se llevó la muleta a mano izquierda para seguir en ese mismo tenor de lucimiento y calidad intercalando adornos como pases del desdén. Una vez que la faena tomó el rumbo del triunfo, Roca Rey solicitó la “Pelea de Gallos” y teniendo como fondo la misma se dio a torear con derechazos llenos de cadencia y figura vertical, con profundidad y largueza continuando con adornos como afarolados y desdén viendo los tendidos, escuchando el grito unísono de Viva Aguascalientes que cimbró los cimientos de la Monumental. Como gran cierre de faena vinieron apretadas y ajustadas Joselillinas, terminando su faena de estocada un tanto trasera y poco caída para petición de las dos orejas que le fueron concedidas dando la vuelta triunfal.

Con “Cantaor”, todo apuntaba que nuevamente vendría otra gran faena por parte del peruano, quien comenzó su faena con pases rodilla en tierra por bajo y una primera tanda prometedora por el derecho. Lamentablemente el toro al sentirse sometido se rajó, robándole pases sueltos de gran mérito.

Al final en plan triunfal Andrés Roca Rey ante el júbilo y alegría del publico salió en hombros, llegando a su fin esta segunda corrida, misma que no quisiera terminar la crónica sin dejar de desear a don Manuel Arellano quien se encuentra hospitalizado una pronta recuperación.

Por : FRANCISCO VARGAS M.
www.heraldo.mx